sábado, 18 de abril de 2009

CON CALMA

No es necesario ir siempre a 250 Km/h para disfrutar. A veces el simple sabor a "ayer" hace que, igualmente, se te ponga la piel de gallina

10 comentarios:

Mª Angeles dijo...

Jooo! Dani, vaya reliquia con esta moto si me daria una vueltecita, y la foto con sabor a ayer.

Saludos

Jose Casielles - www.casielles.es

aLba (*) dijo...

las cosas se miden por su intensidad...

DANI dijo...

En realidad este es Sergio, mi compañero de fatigas ruteras, pero de vez en cuando nos da por intentar emular a nuestros abuelos ;))

Carlos dijo...

...a mí dímelo hermano, que ver mis fotos en moto de hace 10 años me producen un nudo en la garganta.

Bella foto!

Elendaewen dijo...

Hay muchas velocidades a las que disfrutar. La diferencia está en lo que uses para ello, si una máquina, o la memoria.

Saludos.

Ego dijo...

Me encanta el viaje. El camino. No la frontera. Sí las nubes y la tierra.
Y aparte, motera desde los 3 años, asín Ke...
Un (b)eso admirado

La sonrisa de Hiperión dijo...

A mí me da miedo ya de por si todo lo que tenga dos ruedas, no quiero contar a 250 KM/H
jajajaja

Saludos

Eva dijo...

El sabor a ayer siempre produce algo... y si emociona es que es bueno....
Besos!!

Belén dijo...

Y encima me has llevado a mi de paquete je...

Besicos

anitta dijo...

tiene que ser fantastico llevar una de estas, aunque sea a 50 jjajaa
genial la foto
besos